• hello@capturapp.com

Quizás tu perfil de Twitter haya estado a la venta

Social Media

Quizás tu perfil de Twitter haya estado a la venta en la aplicación Stolen!, la cual ha tenido que cerrar. Se trataba de una aplicación que era como el juego del Monopoli de forma virtual, pero en vez de vender edificios y calles famosas, vendía cuentas de usuarios de Twitter.

El perfil de todo el mundo en Twitter estaba a la venta, y cualquier persona podía comprar con dinero virtual la cuenta de quien quisiese, sin importar lo famoso o importante que fuese, encontrándose entre las más cotizadas la cuenta del creador de Facebook, Mark Zuckerberg.

En este juego, no podías adquirir New York Avenue, ni Trafalgar Square, aunque sí que podías intentar comprar algunas de las cuentas más cotizadas, como por ejemplo la de Richard Branson, quien es el fundador del Grupo Virgin, o la de la empresa Warner Bros. En resumen, se trataba de una aplicación de “trata” de perfiles virtuales.

Esta aplicación ha tenido una vida muy corta, ya que salió al mercado la víspera del 1 de enero de  2016. Al principio, la subscripción fue solo por invitación, pero en un par de semanas se llegó a los 40,000 usuarios activos.

Este juego estuvo lleno de controversias y críticas desde su comienzo, ya que algunas personas lo tildaron de “acoso”, e incluso, llegaron a decir que se trataba de “trata virtual de personas”.

Stolen! fue atacado por todos lados. En primer lugar, hubo infinidad de críticas de los dueños de los “supuestos” perfiles que vendía, ya que estaban siendo acosados por las personas que habían comprado su perfil en el juego. Por otro lado, Katherine Clark, congresista de Estados Unidos, se vio obligada a escribir algunas cartas al fundador de Twitter, y al CEO de Apple, Jack Dorsey y Tim Cook para pedirles que prohibiesen jugar a este juego.

Por esos motivos, Sigi Chen, el creador de la aplicación, tomó la decisión de cerrarla el 14 de enero. El motivo por el que declaró al sitio web sobre tecnología The Verge haber decidido cerrarla era que estaba preocupado porque su juego estaba afectando de forma negativa a algunos de sus jugadores, aunque más que nada, también porque afectaba a las personas cuya cuenta era “robada” sin que hubiese dado su consentimiento para jugar a dicho juego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *